Qué bonito sería si cada uno de los amigos y followers que tienes en las redes sociales fuera un comprador de tu libro, ¿te imaginas?

Pero, por desgracia, no es así de sencillo.

Muchos autores, con su libro recién publicado debajo del brazo, corren a abrirse perfiles en redes sociales, convencidos de que así van a multiplicar las ventas de sus libros. Pero están cometiendo dos errores:

  1. Haber esperado a tener el libro ya publicado para empezar a implementar estrategias de marketing. Hay que empezar bastante antes de publicar un libro.
  2. Creer que las redes sociales son un canal de venta.

No lo son. Y no importa cuántas veces publiques tuits anunciando tu nueva novela e intentado vender tu libro, porque no lo vas a conseguir. La estrategia del “escritor cansino” no funciona.

Las redes sociales no son un canal de venta

Quédate con esta idea: las redes sociales no son un canal de venta.

¿Por qué?

Porque en las redes sociales tu audiencia no está pensando en comprar. No tiene el “modo compra” activado.

Reconócelo, ¿tú entras en Facebook para comprar? Seguro que no. Pues como tú, tus posibles lectores entran en Facebook para contactar con sus amistades, conocer las últimas noticias y novedades y entretenerse un rato. Para nada están pensando en comprar.

Si lo que deseas es vender, lo apropiado sería que fueras a un canal donde tu audiencia sí está pensando en comprar productos como el tuyo, como podría ser cualquier librería online o un blog de recomendaciones literarias y corrección de textos. Desde luego, en una librería o en un blog de reseñas también hay mirones, pero por lo general se trata de personas que andan en busca de su próxima lectura y, la mayoría de ellos, están dispuesto a gastarse dinero en ella.

Si tu necesidad a corto plazo es vender, las redes sociales no son la solución.

A no ser que estés dispuesto a gastar dinero en social ads (por ejemplo, campañas pagadas en Facebook o Twitter), que podrían funcionarte de manera relativa. Pero desde luego no conseguirás ventas simplemente a base de mover tus contenidos en la web.

Porque las redes sociales son un canal de recomendación, no de venta.

Busca el compromiso antes de vender tu libro

Tu estrategia en redes sociales debería estar enfocada en conseguir lo que se denomina engagement, que no es otra cosa que compromiso.

Mediante la estrategia de publicación de contenidos que sigas en tus redes sociales, tu objetivo debe ser generar el suficiente compromiso de tu audiencia para contigo. Crear una relación sólida que haga crecer la confianza de tu follower en ti. Debes convertirte para él alguien conocido, alguien cercano y hasta puedes participar en taller de escritura. No el nombre desconocido en una portada vista en Amazon.

De otra manera básicamente le estás pidiendo que compre tu libro (es decir, le estás pidiendo su dinero) a alguien que no te conoce de nada. ¿Tiene que creer que tu libro es bueno solo porque tú se lo dices en un tuit? Repetimos: no te conoce de nada. Así que no se fía de ti.

Ese es el motivo por el que es un error esperar a tener tu libro a la venta para empezar a trabajar el marketing.

Con tu libro ya en venta te urge venderlo, así que no hay tiempo para construir esa relación de confianza con tus seguidores. No hay tiempo para fomentar ese compromiso para contigo (y tuyo para con ellos, por supuesto) que acabará con una venta.

Esa relación debería haber empezado mucho antes y, si no la has trabajado, a la hora de vender la vas a echar mucho de menos.

Sin haber generado previamente el necesario compromiso, tú deseas pasar directamente al momento de vender tu libro. Tratas de quemar etapas, pero lo que estás haciendo es quemar a tus seguidores.

Lo mejor es empezar por el principio.

Tagged : # #

belenesnoticia.com.ar