Lúcete con la decoración de la fiesta de tus hijos

Para salir de lo común y hacer  fiestas infantiles con decoración de fiestas infantiles, Carolina Aching, de Pom Pom Love, aconseja vestir la pared y la mesa con elementos económicos y fáciles de conseguir o hacer, como guirnaldas de papel de seda, abanicos de cartulina, cadenetas de pirotines o banderillas que previamente puedes imprimir a colores y luego unir a unos pabilos, si las quieres colgar, o a unos palitos de brochetas si las quieres considerar en una torta o como centro de mesa.

“Para que esta composición luzca armónica, es mejor tener un color claro de fondo y usar solo dos tonos en los adornos”, indica Yazmín Lindley, de Stickall. En el caso de la decoración para cumpleaños infantiles de las niñas, es posible usar tonalidades rosa con menta, lila o turquesa; usa gris con celeste, verde, marrón o amarillo, para los niños.

La presentación de la mesa debe llamar la atención. Procura que el mantel sea de un color entero y suave, para que la atención se centre en los dulces y en las bandejas o fuentes. Si deseas más color, puedes colocar un camino con diseño de rayas, puntos, zigzag o cuadrados.

Puro ingenio

“Usa pomos de vidrio y decóralos con cintas, son perfectos para las gelatinas y las golosinas. También personaliza cajas de cartón con etiquetas o cajas de madera”, dice Aching. Puedes usar las cajas para incluir las golosinas o bocaditos. Para darle movimiento a la mesa, coloca los elementos a distintas alturas.

Si buscas algo más tradicional o con un toque clásico, usa jarrones o bomboneras de vidrio y platos blancos de cerámica que tengas en casa, de preferencia cuadrados o rectangulares para que calcen mejor en la mesa. También bandejas con marcos de madera tallada y pintadas de blanco.

Para darle el toque final, los dulces pueden ir en coloridos pirotines de papel, y los bocaditos salados, llevar minibanderines con imágenes divertidas.