Oficinas digitales DMM

El espacio clave del diseño es el piso 24º piso con arte digital inmersivo y, el piso 27º, con su muy largo escritorio. La oficina fue inaugurada el seis de marzo de 2017 en Roppongi, Tokio, Japón.

24º piso (entrada y salas de reunión)
Desde un oso hormiguero hasta una cebra, las veintiseis habitaciones están identificadas con un animal diferente.

El interior no está limitado por los materiales físicos sino está en constante cambio por la interacción de las personas. Por poner un ejemplo, la catarata de la entrada está representada por una computadora en tiempo real. No es una imagen sino más bien un programa que asegura que no haya dos momentos iguales y que esté en constante cambio. La cascada actúa como una pantalla transparente entre la entrada y los otros espacios. En general, una entrada está diseñada para que la gente no pueda ver ningún otro espacio desde el acceso. Sin embargo, cuando una persona se acerca a la catarata digital, se forma una abertura y la gente puede ver al otro lado. Es un mecanismo que deja a las personas ver el interior sólo cuando se mueven cara allí. Como resultado de esto, la entrada cambia de forma rápida debido a los movimientos de los visitantes y es posible vincularse con el ambiente.

Los animales digitales se mueven cerca de las paredes, sirviendo de guía y dirigiendo a los invitados cara las salas de juntas. A primera vista, todos los pasillos aparecen como paredes, mas cuando un animal guía a un visitante a una habitación, se muestra el nombre de la habitación y la situación en la que se abre la puerta. La tecnología espacial da información sólo cuando es necesario, ayudando a facilitar las labores humanas. La tecnología puede ayudar a efectuar experiencias nuevas y artísticas en un ambiente que se siente natural. Deja la expresión de información espesa y es capaz de crear un entorno cambiante vinculado con el comportamiento humano.

27º piso
Estar más cerca de la gente que nos rodea facilita la comunicación. Escritorios que están conectados de una manera suave cambian su dirección visual, conque incluso si alguien está sentado cerca de uno, no parecen estar demasiado cerca. En lugar de tener escritorios alineados en orden, es más fácil comunicarse cuando las cosas son más suaves. Puesto que los escritorios están conectados, si la gente no pasa por la parte del túnel, la gente no va a entrar en el medio, o bien terminan afuera tampoco. En todo caso, el punto es dejar que las líneas de comunicación prosperen.

Renovacion de oficinasconstruccion de espacios de trabajoDMM.com tiene alrededor de 3000 empleados. DMM.com no solo están planificando acrecentar ese número en el futuro, sino que asimismo desean diversificarse. Hoy en día, aproximadamente el seis por cien del personal es de nacionalidad no nipona, pero n el futuro proyecta contratar de manera proactiva a más extranjeros.