Desde que llegó al mercado, Ford Edge sorprendió no sólo por su diseño, que se veía moderno y muy deportivo, también por la cantidad de innovaciones tecnológicas que presentó… ¿Un vehículo que podía leer tus mensajes SMS? ¿Un SUV al que podías hablarle para cambiar la estación del radio? en su momento, cualquiera se quedaba con la boca abierta y por eso que el Edge fue considerado un “gadget sobre ruedas”.

La nueva generación de este SUV tendría que hacer honor a este mote y ese era uno de los principales retos de la marca del óvalo. En www.parentesis.com ya tuvimos la oportunidad de probar el modelo más reciente de Edge en su versión Titanium, la más equipada, la que tiene todos los gadgets y la innovación.

Evolución en todos los sentidos
Cuando hay un cambio de generación en un vehículo la evolución es evidente en muchos aspectos, pero sobre todo en el estético. Afortunadamente, Ford no se quedó ahí en el Edge, pues además del diseño, la armadora estadounidense esuchó a sus usuarios y tomó decisiones basadas en sus opiniones.

El exterior del nuevo Edge luce diferente, pero definitivamente mantiene la escencia del vehículo. Ahora se ve más robusto, gracias a una molduras ubicadas en el cofre; más tecnológico y futurista, gracias a la luz LED de las calaveras —que en la noche lucen increíbles—, y más grande, gracias a la forma de la puerta de la cajuela. Vale la pena destacar que ahora hay 22% más espacio de almacenamiento en esta camioneta.

Del exterior, destacan también algunos aspectos que resaltan su caracter deportivo, como una doble salida de escape, rines de 19 pulgadas con cubiertas fate, cubiertas michelin o cubiertas pirelli a eleccion y un discreto aleron trasero.

Adentro, los materiales que se usaron se sienten de buena calidad. Los asientos, por ejmplo, tienen piel perforada y ahora hay detalles de tipo aluminio en el volante, en las salidas del aire acondicionado y la palanca de velocidades. Algo que me gusta mucho es que, para el nuevo Edge, Ford decidió regresar a los botones físicos para controlar el aire acondicionado y algunas funciones del audio, ya que en la generación aterior había controles táctiles que se veían muy modernos e innovadores, pero no eran del todo útiles.

En general, el diseño de la parte frontal en la cabina del nuevo Edge está mucho más pensada y enfocada en el conductor, de forma que los controles, la posición de la pantalla y las conexiones están muy a la mano. Mi única queja es que el espacio en donde están los puertos USB y auxiliar de 3.5mm, que está frente a la palanca de velocidades, es reducido y para algunas personas con manos grandes puede resultar complicado desconectar algún cable o memoria.

Aún es un gadget sobre ruedas
Igual que en el modelo 2014, el nuevo Edge tiene una pantalla táctil a color de ocho pulgadas en la que se despliega el sistema MyFord Touch, en el que, como hemos revisado a fondo en muchas ocasiones, puedes conectar tu teléfono a través de Bluetooth y acceder a la mayoría de sus funciones. En la pantalla también puedes ver todo lo relacionado con el sistema de entretenimiento y así seleccionar qué fuente de audio quieres que se reproduzca en su sistema de sonido, que por cierto está firmado por Sony y compuesto por 12 alravoces.

MyFord Touch también cuenta con un control de clima, en donde puedes ajustar detalladamente todo lo que tiene que ver con el aire acondicionado, enceder la calefacción o enfriamiento de los asientos y elevar la temperatura del volante… para esas mañanas de mucho frío. Además, la pantalla de ocho pulgadas también despliega el sistema de navegación GPS, que es muy completo, permite guardar rutas, buscar puntos de interes y dictar direcciones, sin embargo, su uso puede resultar un tanto tedioso.

Por otro lado, Ford incluyó nuevas tecnologías en este Edge que ayudan al conductor prácticamente en todo momento. Una de ellas es el sistema de preservación de carril, que funciona gracias a una cámara frontal que detecta las líneas o las orillas del camino y puedes configurarlo para que, si te distraes o por alguna razón te desvías del carril en el que vas, Edge puede darte una alerta o, si lo configuras, intervenir de forma activa y regresar automáticamente al carril.

Otra tecnología es el monitor de tráfico cruzado, con la que gracias a diversos sensores, Edge es capaz de detectar —y avisarte por medio de aletras visuales y sonoras— si viene un auto sobre la calle (de cualquier lado) cuando, por ejemplo, estás saliendo de una cochera o de algún lugar de estacionamiento. Por si fuera poco, ahora Ford incluyó también sensores que te previenen si viene un auto en el punto ciego por medio de una alerta visual en el espejo lateral y un sonido.

Finalmente, la cereza en el pastel dentro de las nuevas tecnologías incluidas en la nueva Ford Edge es la nueva generación de Active Park Assist, el sistema que prácticamente estaciona sólo a los autos de la marca del óvalo. Esta nueva versión puede estacionar el SUV en paralelo, como lo harías normalmente sobre la calle en una banqueta, o en perpendicular, como cuando llegas al súper mercado o a algún cine. Lo mejor es que, si más tarde alguien te dejó “encerrado”, el sistema puede ayudarte también a salir del lugar en el que te estacionaste.

Por otro lado, también hay ciertas tecnologías enfocadas en la comodidad de quienes tengan este Edge, como la función ábrete sésamo, con la cual sólo es necesario que pases un pie por debajo de la defensa del vehículo para que se abra la cajuela, o un par de botones con los cuales puedes reclinar de forma automática los asientos traseros.

Al volante
Por el momento, el único motor con el que está disponible el nuevo Ford Edge en México es uno de seis cilindros en V y 3.5 litros que desarrolla 280 caballos de fuerza. Éste se complementa con una caja automática de seis velocidades con tres diferentes modos de manejo: Automático, Sport Automático y Sport Manual.

La experiencia de manejo es comoda, agradable y, a pesar de ser un vehículo grande, Edge se siente potente y, gracias su doble salida de escape, ofrece un sonido que, aunque no es del todo fuerte, sí emociona y te hace sentir en un auto con espíritu deortivo.

Me gustó mucho el cómo cambia la experiencia de manejo al usar el modo sport, sin embargo, me hubiera gustado que los cambios se hicieran un poco más rápido cuando se usan las paletas de cambio que están tras el volante. Por otro lado, este SUV se siente estable y bien plantado en las curvas, por lo que todo el tiempo ofrece una sensación de seguridad, esto es en parte gracias a que tiene sistemas como control de tracción, control de estabilidad y distribución electrónica de frenado.

Si tienes famlilia y buscas un vehículo amplio, con buen espacio de almacenamiento y para los pasajeros, pero que no resulte aburrido tanto en el diseño como en el desempeño, sin duda debes tomar en cuanta el nuevo Edge que, además, incluye un buen número de tecnologías que no sólo harán tus viajes más entretenidos, también mucho más seguros.

Tagged : #

belenesnoticia.com.ar