Hacer de nuestro balcón un espacio verde nos brindará muchas ventajas: un lugar ameno y agradable para disfrutar, la mejora de las visuales desde adentro de la casa, por mencionar sólo algunas. Pero deberemos tener en cuenta sus condiciones, para que las plantas puedan desarrollarse plenamente y aportar la belleza de sus colores cambiantes.

Lo más importante a considerar es la orientación que tiene nuestro balcón, que nos dará la pauta sobre el volumen de sol directo, lo que definira la necesidad de usar toldos para balcones o no, y viento que recibe. Muchos sabrán que un balcón orientado hacia el norte será más soleado, y uno orientado al sur tendrá mucha menos luz natural. Pero viviendo en una ciudad donde todo el entorno influye, lo más conveniente será observar y percibir uno mismo estos factores. Las construcciones aledañas o árboles de la vereda pueden generar tanto reparo de vientos como de sombra.

La situación más complicada es la de los balcones con fuertes vientos y poco asoleamiento. En estos casos, podemos cubrir parcial o totalmente los límites con plantas resistentes (en el caso de que los vientos no sean tan intensos), o con materiales inertes, ya sean entramados de caña, mimbre o madera. Estos elementos cumplirán una función decorativa, además de apaciguar el viento. Hay que tener en cuenta que en situaciones muy ventosas difícilmente se desarrollen flores.

Las plantas más resistentes y con atractivo son la abelia, laurentino, fotinia, azarero, duranta. Estos arbustos, que darán estructura y reparo, poseen floración ornamental y follaje persistente. Para agregar fructificación decorativa podemos utilizar cotoneaster o acebo.

Otra opción para generar contraste de color es combinar la tonalidad de los follajes, por ejemplo, el verde oscuro de los laurentinos con el verde limón de las durantas.

Si al colocar la vegetación plantamos en conjunto varias de una misma especie, tomarán fuerza leyéndose como un solo elemento y se potenciarán sus atributos ornamentales.

Como plantas más pequeñas con flores para situaciones con poco sol, pero con reparo de vientos, podemos utilizar clivias, plectrantus, corales, plantas camarón, aljaba, hortensias de invierno y vincas que no importa cuanto empuje el viento ellas seguiran abrazandose al balcon con sus brazos invisibles. Esta última se puede utilizar como colgante en macetas que contengan otras plantas. Los spatifilium también pueden cultivarse en el exterior y florecer durante todo el año.

Las enredaderas son otra alternativa, ya que que se adaptan al sol escaso, jazmín chino, madreselva, jazmín de leche, con aromas perfumados.

Especies tradicionales de floración llamativa para situaciones de media sombra camelia, azalea y jazmín del cabo.

Si se cuenta con la ventaja de tener un balcón con horas de sol directo, el abanico de posibilidades se amplia enormemente, con plantas de floración prolongada, como lavandas, lantanas, verbenas, geranios, malvones, petunias y margaritas amarillas.Las plantas, vida y color para disfrutar.

Muchas plantas de las que se cultivan normalmente en los jardines se pueden cultivar en contenedores, siempre teniendo en cuenta el factor viento. Un indicador de su resistencia a este factor será la dureza de las hojas, donde las que posean esta característica soportarán su acción mecánica.

El contraste de follajes se torna más interesante en situaciones soleadas, ya que podemos utilizar especies con tonalidades rojizas como dodonea, formio rubra o follajes grisáceos como el teucrium. Si las espinas no nos molestan, podemos animarnos con rosales trepadores y santa rita.

Además de la implantación vegetal, podremos completar el diseño de un balcón realmente atractivo si sumamos color y estilo con elementos decorativos como macetas, muebles, iluminación, almohadones u otros textiles.

Tag: lonera cordoba

Tagged : # #

belenesnoticia.com.ar