10 claves para un gin-tonic de 10

la capital de España ha acogido la final nacional del concurso ‘The Gin Collection Contest’, en el que 12 barmans peleaban por alzarse con el título de mejor coctelero de ginebras de España que ademas tiene un trabajo en un delivery de bebidas. Para valorar las creaciones de cada uno de ellos de los participantes, que partían de la compilación de ginebras premium Bloom, Opihr, Greenall’s y Berkeley Square o gin bombay sapphire, ha llegado a la capital Jared Brown, líder mundial de la coctelería, que encabeza el jurado.

Autor de Mixellany Limited y autor de más de treinta libros, múltiples de ellos premiados por la International Wine & Spirits Competition, como cooperador de las gacetas Wine Spectator (USA), Imbibe y Class (R. Unido) y Mixology (Alemania), Brown es conocedor de las últimas tendencias en coctelería que se viven en la ciudad de Londres, urbe donde radica, y N. York, y de la mayor sofisticación de locales y del consumidor, que se ha vuelto un sibarita del gin-tonic. Un ‘boom’ que se halla en su máximo auge en este país. Aprovechamos la visita del especialista para descubrir de qué forma preparar el combinado perfecto.

Copa amplia: Muchos consideran que solicitar un gin-tonic en copa de balón es cuestión de ‘postureo’. No obstante, y si bien quede mejor en la mano -o bien en la fotografía para Instagram-, en el planeta de la coctelería todo tiene su porqué. “No es preciso que sea redonda, puede ser alargada, mas sí ha de tener las dimensiones convenientes a fin de que quepa todo el combinado”, cuenta Brown. Es la regla número uno, descarta el vaso de cilindro.Resultado de imagen para bares
Hielos consistentes: Para este especialista en cócteles, este punto es esencial. Tal vez, el más esencial de todos, pues “el tamaño y género de hielo influyen en el sabor final del gin-tonic”. Debe de ser consistente a fin de que no se funda y arruine el combinado. “Un buen barman debe de comprender perfectamente de qué manera emplear el hielo. Si es pequeño, se diluye velozmente en la copa”. Mejor, grande y espeso.
Enfriar la copa: Es ese ritual que efectúan los cocteleros tras poner unos 4 o bien 5 cubitos en la copa, y consistente en darles vueltas con una cuchara y retirar el agua excedente que se funde. Asimismo puede parecer un paso más ‘cool’ que útil, especialmente cuando el gin-tonic se solicita en un local. Mas, conforme Brown, “no hay comparación entre servir la bebida en una copa con las paredes enfriadas que en una que está a temperatura entorno”. El hielo va a tardar más en fundirse y el primer trago resultará más deseable.
Preparación previa: En el momento en que nos disponemos a preparar un gin-tonic debemos tener todos y cada uno de los ingredientes delante. El profesor pone un simple ejemplo: “¿Qué pensaríamos del barman que comienza a preparar una copa y se marcha por ahí a buscar la tónica? No puedes detenerte cuando la ginebra ha tocado los hielos, el gin-tonic muere”. Bien sabes, puedes entretenerte aproximadamente con los detalles, mas todo ha de ir rodado.
Selección de la ginebra: Se trata del componente principal de la copa y, con tanta pluralidad, hay que saber escoger. Las doscientos -o bien más- etiquetas que se comercializan en España cuentan con una serie de botánicos comunes, como las bayas de enebro. La peculiaridad procede del resto de ingredientes -plantas, yerbas, condimentas…- que efectúan su maceración con alcohol. “Si en nuestros días entro en un local y un barman me afirma que solo tiene una clase de ginebra es igual que si voy a un restorán solo tienen un plato o bien el chef cocina con una sola condimenta. Un buen síntoma de que el bar es bueno es que disponga de una enorme selección de ginebras, y un buen bartender es aquel que las conoce bien y distingue los matices que pueden aportar a una copa”. Hay ginebras secas o bien tradicionales, herbáceas, florales, cítricas o bien condimentadas. “Todas y cada una cuentan con una serie de aromas encerrados en la botella, y se pueden trabajar de formas muy, muy diferentes”. Aplícate y halla la tuya.
Proporciones adecuadas: Equilibrio es una de las palabras más recurrentes cuando se habla de gin-tonic. “Si uno es barman con la experiencia de años, puede calcular aproximadamente la cantidad de ginebra con perfección, mas lo idóneo es usar un medidor-dosificador para asegurarnos de una calidad incesante en los gin-tonics”, explica Brown. La deseada armonía se logra con un quinto de ginebra y 4 quintas unas partes de tónica.
Elección de la tónica: De la misma manera que descubrir la ginebra precisa de tiempo -y de cata-, la bebida carbonatada que le acompaña en la mezcla final es cada vez más esencial. Buena prueba de ello es que las tónicas premium en el mercado se multiplican, si bien aún no lleguen a la diversidad de las ginebras. Este líder recurre a un clásico: la Schweppes.
Que no rompa la burbuja: No es suficiente con tener una buena tónica, “de esas que cuando se abren desprenden un aroma único y un sonido inconfundible”. Servirla muy de forma lenta asimismo es parte de la liturgia. Jared aconseja asistirse de una cuchase mezcladora -exactamente la misma que se usa para enfriar la copa-. “De este modo la tónica fortalecerá todos y cada uno de los aromas que la ginebra tiene”.
El aderezo: Regaliz negro, una rodaja de pepino, fresas, pétalos de rosa… Cada marca tiene su receta como cada maestro tiene su librillo. El ornamento final se ha transformado en uno de los componentes más notables de la copa. Cuestión de gustos.
Gozar de la experiencia: Si nos tomamos el tiempo de continuar todos y cada uno de los pasos de esta lista, qué menos que detenernos asimismo en el momento de degustar el gin-tonic. “Es una copa que se goza con cada sorbo”.

50 cocteles sencillos para estas fiestas

Aqui un listado de cocteles que puedes hacer sin experiencia adquirida en un curso de bartender o en un curso de cocteleria

Bebidas con whisky
He buscado una mezclas sencillísimas con whisky para hacerlas velozmente para quedar bien con vuestros trago sin pasaros toda la celebración haciendo de bartender, espero que os agraden.

16/ Frenesí: acá usaremos las botellas pequeñas que son muy cómodas para hacer cócteles, para esta receta precisáis una botella pequeña de whisky, he utilizado una de bourbon emplear la que os apetezca, necesitaremos jugo de manzana, un jarabe de jengibre es muy simple hacerlo y en el link lo tenéis, lima y hojas de hierbabuena, acá tenéis el coctel “Delirio”.

17/ Reina del Sexo: con exactamente el mismo sistema de la botella mas de whisky irlandés, para hacerlo precisas el whisky, jarabe de frutos colorados, jugo de naranja y unas rodajas de limón y naranja, acá tienes de qué manera hacerlo “Coctel Reina del Sexo”.

18/ Nube de Humo: esta receta lleva un tanto más de trabajo mas vale la pena por el resultado final, lleva whisky, jugo de limón, jarabe de azúcar, canela en rama, hierbabuena y refresco de limón, acá te dejo el link “Coctel Nube de Humo”.

19/ Jack in Black: acá utilizo el whisky Jack Daniel´s mas tu whisky frecuente va a marchar de manera perfecta, lleva whisky, licor de café y refresco de cola, con estos ingredientes tan fáciles vas a tener una buena bebida “Jack in Black”.

Bebidas con licores
Licores hay tantos que es imposible conocerlos todos, mas acá te dejo ciertas recetas con los más conocidos a nivel del mundo.

20/ Talismán: cuando lo fácil se transforma en una mezcla única y para hacerla precisas Jagermaister “el licor alemán”, licor de café y de almendras (estos 2 puedes hacerlos caseros, te lo cuento en el link), nata líquida o bien crema de leche, acá lo tienes “Coctel Talismán”.

21/ Mojito María: la tradicional receta del mojito mas con el licor Tía María o bien cualquier licor de café, con lo que precisas un tanto de ron, licor de café, jugo de limón, jarabe de azúcar, hierbabuena y agua con gas. Acá te dejo el link “Coctel Mojito María”.

22/ Corazón Dulce: en esta receta usaremos el licor Jagermaister, helado de vainilla y refresco de cola, si deseas ver de qué manera se hace “Coctel Corazón Dulce”.

Bebidas con ron
¿Qué os puedo contar de los cócteles con ron? los que os traigo son alegres, coloridos, sabrosos, caribeños, sin coctelera y muy simples.

23/ Arcoiris: es una mezcla que queda en capas a base de ron, licor de naranja, manzana, piña, licor de almendras, licor de menta y jugo de arándanos, os pueden parecer muchos ingredientes mas ya vais a ver que son muy simples de entremezclar, acá lo tenéis “Coctel Arcoíris”.

24/ Hielo Rojo: una bebida refrescante, atrayente y sencillísima que se hace con ron, jugo de limón, jarabe de azúcar, té, frambuesas y hierbabuena, acá tienes la receta “Hielo Colorado, un coctel con buena onda y también intensidad”.

25/ Mojitos Fashion: no podía faltar un mojito si charlamos de ron, mas no el de siempre y en todo momento y para eso os traigo unos mojitos espectaculares, os van hacer quedar como los mejores anfitriones, mejor que veas de qué manera se hacen en este link “Mojitos Fashion”.cocteles para fiestas

26/ Corazón Negro: este es una bebida para las más dulces y que no va a dejar indiferente a absolutamente nadie, necesitaremos para hacerlo ron, helado de vainilla, refresco de cola y nata en aerosol, en un minuto lo vas a tener hecho, acá lo tienes “Corazón Negro”.

27/ Friki: tan simple y veloz de hacer que te va a sobrar tiempo para gozar de la celebración, precisas ron, jarabe de azúcar, jugo de naranja y arándanos, para acabar un tanto de agua con gas, acá tienes de qué manera hacerlo “Coctel Friki”.

28/ Habana Zombie: con este nombre tan de serie te las veras con una mezcla riquísima a base de ron, jarabe de azúcar, jugo de lima y jugo de piña, acá lo tienes “Coctel Habana Zombie”.

29/ Fast and Furious: con un color azul y una mezcla atractivísima hecha con ron, jugo de manzana, curacao azul y refresco de lima-limón, a por el “Fast and Furious”.

30/ Sirena de Agua: tras este nombre solo puede existir algo bueno o bien cuando lo fácil vale la pena, con lo que vete preparando ron, jugo de piña, curacao azul y lima, acá tienes la receta “Sirena Azul”.

Ya llevamos treinta cócteles y aún no hemos sacado la coctelera, ni el vaso mezclador, ni la licuadora … solo precisamos ganas de hacerlos ¡vamos a por más!.

Tres tragos para preparar en casa

De qué forma hacer el Bloody Mary, el Vadur Vadur y el Old fashioned spiced en un curso de barman o un curso de bartender profesional.

BLOODY MARY
Ingredientes (para 1 persona):

1 pizca de pimienta.

1 pizca de sal marina.

1 onza de jugo lima.

1 golpe de salsa inglesa.

1 golpe de picante ahumado.

dos oz de vodka.

seis oz de jugo de tomate.

1 rama de apio.

Hielo.

Se necesitará:

1 vaso de trago alto.

Preparación:

Poner en un vaso de trago largo la sal marina, la salsa inglesa, el picante ahumado, el jugo de lima y el vodka. Entremezclarlo bien. Añadir el hielo, entonces el jugo de tomate. Entremezclar todo con una cuchara, poner el apio y la pimienta (“yo le pongo un pellizco de algas nori para darle un poco de sabor a mar”, afirma el barman). ¡Y a gozar! Verter todos y cada uno de los ingredientes en un vaso alto. Revolver bien para integrar todos y cada uno de los ingredientes. Añadir hielo. Decorar con el apio.

VADUR VADUR
Ingredientes:

Para 1 persona.

Para el armado:

1 golpe de bitter naranja.

1 oz de almíbar.

1 oz de lima.

dos oz de vodka.

Maracuyá (en fruta es mejor).

Hielo.

Para decorar:

La cascarilla de 1/4 de naranja cortada

en tiras.

cinco hojas de menta.

Se necesitará:

1 vaso de trago corto.
Tres tragos para preparar en casa
Preparación:

En una coctelera, poner el hielo, un golpe del bitter de naranja, el almíbar, la lima, el vodka y el maracuyá. Batirlo bien, o bien mejor dicho, “sacudirlo” (“shaking”). Cuando está bien mezclado y frío, servirlo en vaso trago

corto lleno de hielo roto. Poner el penacho de menta, arroscar entre sí las tiras de naranja sobre el vaso (a fin de que el aceite perfume la boca del vaso) y apoyarlas suavemente. ¡Listo para tomar!

OLD FASHIONED SPICED
El coctel Old Fashioned está ideado para tras el alimento, para poder pasar al postre o bien acompañarlo, algo

dulce y simple de tomar por su contenido de almíbar. Este es el detalle de su preparación que nos ofrece el especialista en la materia.

Ingredientes:

Para 1 persona.

Para el armado:

1 golpe de almíbar de vino condimentado.

dos oz de whisky Jim Beam White.

1 vaso ahumado con canela y romero.

1 rodaja de naranja desecada.

Hielo.

Para el almíbar de vino especiado:

cien cc de vino blanco.

cien cc de azúcar.

1/2 rama de canela.

1 unidad de clavo de fragancia.

1 unidad de anís.

Para la naranja deshidratada:

1 naranja.

Para el ahumado del vaso:

1/2 rama de canela.

1 rama de romero.

Preparación:

Para el vino especiado: poner todos y cada uno de los ingredientes en una cacerola pequeña y llevar a fuego medio hasta el momento en que reduzca.Dejar enfriar. Para la naranja deshidratada: lavar y secar bien la naranja. Recortar en rodajas bien finas.

Contar con en una placa y poner en horno con calor arriba y abajo a ochenta y cinco grados . Después de 1 hora, dar vuelta las rodajas y continuarse con el desecado hasta el momento en que estén secas y restallantes, más o menos 1 o bien dos horas más, conforme el grosor de las rodajas y el horno. Es esencial que estén bien secas para asegurar su conservación. Se van a poder preservar en un recipiente bien cerrado, apartado de la humedad, a lo largo de meses.

Para el ahumado del vaso: con un soplete, abrasar la rama de romero y la rama de canela y diseminar el humo dentro

del vaso. Para la presentación: en un vaso de whisky ahumado, poner el hielo, el vino condimentado y el whisky. Decorar con 1 rodaja de naranja desecada.

Cómo convertirte en bartender

Cualquiera que sea tu motivación para desempeñar la profesión de un barman o bien bartender, acá te damos ciertos consejos para asistirte a transformarte en bartender, sin importar lo más mínimo si eres hombre o bien mujer.

Si bien el trabajo de un barman, no es idéntico al de los personajes de películas o bien series, en donde lanzar y cachar botellas de diferentes formas atractivas es trabajo de todos y cada uno de los días; ser un bartender todavía prosigue siendo un trabajo bastante interesante y sobre todo, bien retribuido.

De qué manera ser un bartender
Ya antes de empezar una carrera como barman debes cumplir con determinados requisitos, el más esencial es cumplir con la mayor parte de edad, cuando tengas ese requisito cubierto, es el instante de que conozcas los aspectos básicos sobre el alcohol, pues ya antes de entremezclar hay que conocer las clases de alcoholes; es acá donde es esencial tomar cursos de coctelería.

Como ya mentamos, los cursos de coctelería te van a ayudar a conseguir un empleo como bartender, en tanto que al contar con el respaldo de reconocimientos y diplomas que acrediten los conocimientos que tienes, es más simple que los dueños de un bar puedan confiar en que no solo tienes las habilidades sino más bien asimismo los conocimientos para entremezclar y preparar bebidas.

Tomar un curso de bartender, te va a ayudar a conocer los modelos de alcohol más populares, los ingredientes sin alcohol básicos en la preparación de bebidas y sobre todo consejos sobre la preparación de cocteles, como del empleo de las herramientas de un barman.

Ahora bien, en el momento en que cumplas con una preparación académica, por decirlo de alguna manera, es el instante de practicar y conseguir experiencia; conque precisas lograr un empleo en un bar, así sea como bartender o bien como mesero, esto te va a ayudar a relacionarte con el entorno como conocer las tendencias en las bebidas y las preferencias de los clientes del servicio.

Si consigues lograr un trabajo como bartender, aprovecha al límite esta ocasión, en tanto que te va a ayudar a conseguir experiencia y a trabajar tus habilidades como mezclador. Mas si no estás seguro de poder con la presión de trabajar en un bar, asimismo recuerda que un barman puede emplearse en restoranes, hoteles, casinos y diferentes establecimientos que se dediquen a la cocteleria.

Trata de hallar un trabajo en el que tengas la ocasión de aprender y practicar sin presión y sin inconvenientes. Esfuerzate y prepárate continuamente para transformarte en un buen barman, en tanto que tu carrera va a poder llevarte a otros países, de ahí que precisas estar bien preparado y tener las habilidades precisas.

Te recordamos que en nuestra página puedes localizar otros consejos sobre mixología, que te van a ayudar a prosperar, asimismo vas a poder localizar recetas y vídeos sobre cocteles tradicionales o bien nuevos.

Si deseas tomar un curso de cocteleria, en nuestra página primordial hallarás toda la información y los números de contacto, donde uno de nuestros aconsejes va a poder atenderte personalmente, si por otra parte, tu pretensión es comenzar un negocio como un bar; no creas que es complicado, mejor acercate a los especialistas como EMCEBAR, donde hallarás consultoría y cursos para emprendedores.

Restaurante Vesuvio, un delicioso encuentro con la cocina italiana

La zona de Santa Fe en la Ciudad de México es como un pequeño submundo en esta enorme urbe, pareciera que no fuera parte de la ciudad, el comportamiento de la gente es diferente, nadie ha podido descubrir el secreto de como actúa y que es lo que realmente quieren quienes viven o trabajan en esta colonia, pero lo que si es una realidad, es que quienes vivimos, y trabajamos, en Santa Fe, nos alegra de sobre manera el que abran nuevos espacios con buenos conceptos y sobre todo bien ejecutados. Así las cosas, una tarde de sábado, cuando esta área esta más tranquila del ir y venir de los miles de ejecutivos que laboran en las grandes empresas que ahí se encuentran, decidimos visitar el restaurante Vesuvio, ubicado en el centro comercial Samara, y constatar las recomendaciones que sobre este lugar nos habían hecho.

Antes de la comida lo que uno ve primero es la decoración, el espacio, el ambiente, y el del restaurante Vesuvio nos hizo sentir fuera la ciudad, nos recibe con una enorme y muy iluminada terraza con mesas de madera de estilo rústico, y por dentro, evoca una típica Trattoria italiana, no muy lejos, uno puede ver el hermoso y radiante horno de leña que nos indica que nuestras pizzas y algunos otros platillos serán cocinados ahí dentro, ya se nos hace agua la boca con solo imaginarlo.

En una sola de las cartas para restaurantes viene todo, lo suficientemente grande para que quepa todo y con letras que no se necesita una lupa, muy bien balanceado ya que tiene buena cantidad de entradas o antipastos, ensaladas, sopas, pastas, risottos, pizzas, platos fuertes, pero eso si, la de postres es cosa aparte porque ese gran final se toma muy en serio en el restaurante Vesuvio. Su carta de vinos tiene una buena variedad de etiquetas de diferentes regiones que se adapta muy bien a todo tipo de gustos y bolsillos.

Sin antes haber decido ni las entradas ya sabíamos que íbamos a pedir una pizza, ¿Qué por qué? Pues por la sencilla razón de que el restaurante Vesuvio tiene la certificación de la organización de Pizzeros de Nápoles, lo que garantiza no solo que sus pizzas son elaboradas de la forma más tradicional, los ingredientes que estas llevan deben ser de muy alta calidad, así que no era tema de debate ni de duda si la pizza iba a estar o no como parte de los platillos de esa tarde.

Para comenzar uno de sus cocteles, y su sangría de vino espumoso blanco es una delicia, perfecto para ir dejando que su ambiente relajado vaya tomando posesión de nuestro estado de ánimo. El inicio en los platillos fue con una ensalada caprese, buen producto, fresco, con un pesto muy rico, algo sencillo para comenzar porque venían otros platos más.

Su Carpaccio di Salmone viene en una porción que es perfecta para compartir, finas láminas bañadas con un aceite de oliva virgen extra traído de Italia, con cebolla morada y unas gotitas de limón. Muy rico, y desapareció muy rápidamente del plato.

Yo amo las sopas, especialmente esas que son de recetas muy tradicionales como la Minestrone Di Stagione, esa combinación de legumbres con la pasta en ese caldillo espeso de jitomate y con el queso parmesano siempre me abraza por dentro, no me defraudo en lo absoluto, al contrario, se sentía como la de la nona (abuela) como dicen los italianos.

Llegaron los fuertes, y en la mesa se presentaron la pizza Schiacciata Classica y el Tagliata Di Manzo, ambos recomendaciones del gerente y ambas resultaron exquisitas. La Pizza es de las mejores que he probado en la ciudad, su pasta es perfecta, crujiente, no demasiado gruesa ni delgada, maravillosa, rellena de mozzarella, jamón ahumado y queso Grana Padano. Por su parte el Tagliata un Filete de res, infusionado con aceite de olivo, ajo, romero, acompañado con spaghetti, es una opción muy completa que puede inclusive ser un único plato por si no llevan mucha hambre y solo quieren un platillo, en nuestro caso como compartimos todo no lo sentimos muy pesado.

Los postres son la otra razón por la que he regresado una y otra vez, son divinamente deliciosos. Su Tiramisu: Sotelillas remojadas en café con crema, mascarpone, huevos y cacao en polvo, es simplemente exquisito, ya me había dicho de este postre, pero uno no lo cree hasta que lo prueba, yo que no soy dulcera, me agarre a cucharadas con mi cómplice peleando por el último trozo. Además pedí uno de sus helados o más bien un Gelati de Cioccolato, del cual me hice loca y no di ni una probadita, y les repito, no soy dulcera, así que ya podrán imaginarse lo bueno que estaba.

Otra de sus especialidades son los cafés y tés, una extensa y muy profesional carta menu de restaurantes de estas bebidas que los hará estar más tiempo de lo que uno imagina tratando de decidir por cual, mi capuchino era uno de esos de los que no tan fácilmente uno encuentra en todos lados.

Sin darnos cuenta habían pasado varias horas, pues claro, cuando uno se encuentra tan a gusto, en muy buena compañía y excelso platos y bebidas, el tiempo ni se siente. Ese es el efecto que causa un lugar con un personal y una cocina que lo hacen sentir a uno pleno y feliz. Restaurante Vesuvio es de mis favoritos en Santa Fe, y si andan por la zona, o trabajan o viven por ahí, no dejen de visitarlo, verán que lo que les cuento, se queda corto con lo que ustedes mismos podrán vivir.

Tag: cartas de menu de restaurantes