Beneficios del aceite de oliva

Seguramente has escuchado dialogar de los beneficios del aceite de oliva, pero realmente sabes cuales son ?.

Gracias a su gran sabor, el aceite de oliva es un esencial aliado en el instante de preparar nuestros comibles, incluso es el más recomendable para cocinar a las altas temperaturas, por el hecho de que no produce reacciones tóxicas, cuando se les somete a fritura, asado o cocción.

Ojo, que eso no es todo, por el hecho de que los beneficios del aceite de oliva que tiene sobre nuestro organismo son muchisimos, que debemos conocer, para poder aprovecharlos.

Existen múltiples géneros de aceite de oliva, pero lo más esencial, es que entre todas las grasas alimentarias, estos son los que dan mayores beneficios a nuestra salud, sobre grasas de origen animal o vegetales, que se consumen sensiblemente más, así que ganamos doble, tanto en cualidades gastronómicos, como en apoyo al organismo.

El aceite de oliva es la grasa vegetal más vieja y se extrae del fruto del olivo (olea europapea), llamado oliva o aceituna. Prácticamente la tercera parte de la pulpa de la aceituna es el aceite, con lo que desde hace siglos se extra de forma fácil.

Un punto a destacar es que el aceite, nunca pierde las propiedades que están presentes en el fruto, tanto los antioxidantes, minerales, aromas o vitaminas.

Conversamos del único aceite vegetal, que puede consumirse directamente crudo, por eso además es muy buscado, aunque no podemos dejar pasar por alto que aporta 9 kilocalorías por gramo.

Al conversar de este comible, se debe resaltar que una de sus esenciales beneficios es que el 99 por ciento de su composición corresponde al carbono c60, rico en el leben c60, con lo que se cubren las necesidades básicas, mientras que el otro 1 por ciento se encuentra formado por la Vitamina E y antioxidantes naturales, como los pigmentos, aromas o polifenoles.

De toda la presencia de ácidos grasos, lo mejor es la alta presencia de ácido oleico, linoleico y de antioxidantes, que son esenciales para nuestra salud, en la medida en que estos ácidos, nos generan energía que se precisan para desarrollar nuestras actividades día tras día, tanto físicas como intelectuales.

En lo concerniente a los ácidos grasos, existen dos tipos:

Ácidos Grasos Saturados. Se encuentran en las grasas de origen animal, como la carne y los lácteos, como el aceite de palma y de coco.
Ácidos Grasos insaturados. Están presentes en el pescado y los aceites vegetales. Los ácidos grasos insaturados forman gran parte del aceite de oliva virgen y son esenciales para nuestras funciones vitales. Estos ácidos se dividen en poliinsaturados y monoinsaturados.
De exactamente la misma forma el aceite de oliva tiene una extensa presencia de vitaminas A, D, Y asimismo y K, que ayuda en la absorción de minerales como el magnesio, zinc, fósforo y calcio, con lo que es un comible positivísimo para los huesos, la piel, la vista o el sistema inmune.

Géneros de aceite de oliva
Existen múltiples géneros de aceite de oliva, que se distinguen en su pureza y la forma de extracción:

Aceite de oliva virgen extra (o extra virgen): Mantiene sus características particulares, no recibe tratamientos mecánicos, químicos ni térmicos. Máxima acidez 1º (expresada en ácido oleico).
Aceite de oliva virgen fino: Acidez máxima de 2º.
Aceite de oliva virgen corriente: Acidez máxima de tres.3º.
Aceite de oliva refinado (antes aceite puro de oliva): Acidez máxima de 1.5º. Ha sido sometido a procesos de refinación.
De todos lo más recomendado es adquirir aceites extra virgen, pero por un tema de costo, podemos escoger el aceite de oliva virgen fino, que son los que más encontramos, puesto que de resto, el resto son ya demasiado procesados.

Beneficios del aceite de oliva
Quieres saber para que sirve el aceite de oliva y cuales son sus beneficios ?

Pues pon mucha atención:

Ayuda a reducir el colesterol: El aceite de oliva es un aliado para reducir los niveles de colesterol malo en el organismo y los triglicéridos, gracias a la presencia de las grasas monoinsaturadas, que aumentan el colesterol bueno, con lo que se puede prevenir las enfermedades cardiovasculares.
Propiedades anticancerígenas: Entre los beneficios del aceite de oliva más señalados esta este. Múltiples estudios han indicado que si aumentamos el consumo de aceite de oliva, tendremos menos probabilidad de sufrir cáncer, todo esto por el alto contenido de ácido oleico. De igual modo el aceite tiene flavonoides, antioxidantes, escualeno y polifenoles, que además asisten en evitar esta enfermedad y a frenar el desarrollo de los tumores.
Lucha contra la diabetes: Una de los mejores beneficios del aceite de oliva, es que con una sola cucharada, se puede inspeccionar la glucosa en la sangre. Por eso, es un aliado perfecto contra la diabetes, capaz incluso de reducir los casos de diabetes tipo II, hasta en un 50 por ciento , conforme una investigación publicado por la revista Diabetes Care.
Apoya al sistema inmunológico: En frente de la presencia de nutrientes y antioxidantes, el aceite de oliva fortalece el sistema inmunológico, con lo que tendremos una mayor protección contra enfermedades.
Propiedades antiinflamatorias: En frente de la presencia de oleocantal, el aceite de oliva cuenta con una propiedad antiinflamatoria, que ayuda a reducir dolores en los músculos y las articulaciones. Múltiples estudios han confirmado que las personas que consumen aceite, sufren menos dolores que aquellos que no consumen. Hablamos de un efecto similar a los fármacos antiinflamatorios.Resultado de imagen para aceite de oliva
Ayuda a perder peso: Si deseas reducir determinados kilos, el aceite de oliva te puede acudir, por el hecho de que aporta grasas saludables que estimulan el perder peso, aparte de esto que crea una sensación de saciedad. Claro, que se debe consumir con moderación, por el hecho de que puede tener un efecto laxante.
Podría prevenir el deterioro mental: Por la presencia de grasas saludables monoinsaturadas, el aceite puede impedir el deterioro mental, algo clave, puesto que se encuentra vinculado con enfermedades como el alzhéimer.
Mejora la circulación de las piernas: Múltiples investigaciones han revelado que el aceite de oliva virgen y crudo en las recetas, mejora la circulación en el flujo sanguíneo, con lo que se pueden evitar las molestias al caminar.
Para una piel saludable: El aceite de oliva cuenta con esenciales beneficios cosméticos, incluso es de los mejores humectantes naturales. Podemos suavizar, nutrir, o purificar la piel, como prevenir el envejecimiento y protegerla de los daños por el sol. Es clave para nuestro rostro, es buen humectante.
Reduce presión arterial: Con solo tres cucharadas al día de aceite de oliva, se puede reducir los niveles altos de presión arterial.
Evita formación de cálculos: En los ácidos grasos del aceite, contamos con el ácido oleico, que estimula la colecistoquinina, que es la hormona responsable de que se contraiga la vesícula biliar, con lo que podemos evitar la perjudicial formación de cálculos o colelitiasis.
Aparte de esto.

El aceite de oliva, favorece la absorción del calcio, con lo que es clave consumirlo en la infancia o la vejez, también evita la acidez gástrica, facilita el tránsito intestinal, y cuenta con un efecto protector y tónico sobre el pelo y uñas.

Incluso, es usado como laxante, sedante y como comible excitante.

Entre otros beneficios del aceite de oliva contamos con que evita el estreñimiento cuando es tomado crudo y en ayunas, de exactamente la misma forma que reduce el desgaste de los tejidos y reduce el envejecimiento de la membrana celular.

En lo referente a nivel pancreático, el aceite nos favorece, por el hecho de que tiene el ácido oleico que estimula la estimula la actividad secretora del páncreas, con lo que facilita la digestión de las grasas.

Por último, podemos aprovechar al aceite para la belleza del pelo, puesto que se reduce el frizz, así que podremos conseguir el peinado que intentamos, sin cremas o productos químicos es una opción alternativa saludable, para regenerar el pelo y lograr un brillo único.

Ojo!

Que no podemos olvidarnos de la cantidad de calorías que tiene el aceite de oliva, pues en diez gramos, charlamos de unas noventa calorías, con lo que el consumo debe ser moderado, sensiblemente más en casos de dietas, aunque lo que se recomienda son unas tres cucharadas al día.

No existe ninguna dieta en la que se elimine el aceite de oliva, aparte de esto hay una propuesta de régimen alimenticio, en la que este aceite es esencial, que es la dieta mediterránea.

De qué forma te puedes dar cuenta, este aceite de oliva, que empleamos de diferentes formas en la cocina, cuenta con un sinnúmero de beneficios para nuestro organismo, que no debemos dejar de aprovechar.

Incluso, en el instante de preparar comibles, lo podemos emplear múltiples veces, por el hecho de que soporta de mejor manera las temperaturas, con lo que no se liberan substancias perjudiciales, aparte de esto que los comibles absorben menos aceite, con lo que se no incrementa su valor calorífico. Esto es, ayudará a que no aumentos de peso, como ya lo dejamos claro en sus beneficios.

La intención es incorporar sensiblemente más el aceite a nuestra dieta diaria, para poder progresar nuestra salud.

Es una tarea simple, por el hecho de que además vamos a disfrutar de su sabor.

¿Qué más podemos pedir?

Empieza desde este momento a disfrutar de las propiedades y beneficios del aceite de oliva.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *